miércoles, 18 de diciembre de 2013

El caso de la Capital Europea de la cultura en la metropolis Ruhr:


La Cuenca del Ruhr es conocida por ser la aglomeración metropolitana más grande de Alemania y la más industrializada de Europa. 

*Gasometro de Oberhausen, convertido en espacio cultural.


La Cuenca del Ruhr es el conjunto de once ciudades y numerosos municipios, que con el paso de los años y el crecimiento urbano quedaron unidos, formando una metrópoli ( metropolis rurh ). Algunas de las ciudades más importantes que conforman la Región del Ruhr son: Bochum, Dortmund, Essen y Duisburgo.

En conjunto, todas las ciudades y municipios de la Cuenca del Ruhr  se dedicaban a la industria pesada del carbón y el acero. Hoy, tras el declive industrial y su reconversión cultural cuentan con 200 museos y 120 teatros.

El cielo de la aglomeración metropolitana más grande de Alemania ha cambiado el humo de las chimeneas de antaño por las brillantes luces de las performances y las instalaciones culturales que se distribuyen por toda la región.

Dentro del Ruhr, además del gasómetro de Oberhausen que analizamos al hablar de los proyectos de ingeniería circular, destabamos Complejo de Minas Zollverein rehabilitado por Rem Koolhass.OMA.

En el apogeo de las industrias siderúrgicas y metalúrgicas, la mina de Zollverein en Essen, fue la mayor y más moderna planta de hulla.

Con la tradición de la Bauhaus de los años 30 sirviendo de inspiración, los arquitectos Fritz Schupp y Martin Kremmer, desarrollaron una construcción industrial funcional y flexible ateniéndose a las bases del estilo del Nuevo Funcionalismo. Forma y Función, edificios y máquinas como entidades inseparables.

Desde que las minas y fábricas fueron cerradas en 1986, el complejo minero de Zollverein se ha convertido en un hito de la cultura industrial. El complejo fue designado por la UNESCO en el 2001 patrimonio de la humanidad,

Esta declaración de la UNESCO se basó en aprte en el masterplan que el estudio de arquitectura OMA diseño para la zona.[1]

El masterplan de Koolhaas para el paisaje industrial de Zollverein consistió en trazar un perimetro alrededor de la parte histórica, que contuviera nuevos programas y funciones. Los imponentes edificios y plantas industriales están rodeados por un camino peatonal que recorre todo el conjunto de la actuación y a la vez son  atravesados por varios ejes por los que caminar, ir en bicicleta o patinar.





[1]Masterplan para Zollverein en la de OMA. http://www.oma.eu/index.php?option=com_projects&view=portal&id=146&Itemid=10

martes, 10 de diciembre de 2013

Visitar el Espacio Cultural El Tanque resulta siempre conmovedor


Llevo años y años (más de 15) llevando a amigos, alumnos, artistas, a ver el Espacio Cultural El Tanque. Ni una sola vez he dejado de ver caras de asombro por las cualidades y características del espacio. Sobre todo aquellos que llevan viéndolo desde el exterior sin adentrarse nunca en él se quedan especialmente boquiabiertos. Como se quedaron estos estudiantes de la Universidad Europea de Madrid.




viernes, 22 de noviembre de 2013

El patrimonio industrial como atractor turístico. Tesis Tanque 9.



En cuanto a si un espacio como El Tanque puede atraer turismo o no, la respuesta de nuevo podría estar en los ejemplos.
Las transformaciones sociales en los países industrializados han provocado un incremento de la actividad turística, lo que ha suscitado, desde un punto de vista teórico y práctico, un interés tanto en analizar la evolución de los mercados como en el diseño y estructuración de la oferta. La estructuración se ha orientado hacia la mejora de las condiciones de los productos centrados en la oferta de sol y playa, a través de la implementación de sistemas de calidad, y hacia el desarrollo de nuevos productos con estrategias diferenciales, como es el caso del turismo rural.

*Durante la celebración del tank festival, con el responsable del Ruhr como Capital Europea de la Cultura en un acto organizado por los Amigos del Espacio Cultural El Tanque

La calidad se considera que es uno de los factores claves de la competitividad de la empresa turística siempre que dicha estrategia esté dirigida a obtener una mejor satisfacción de las necesidades de los consumidores y, además, de que constituye un instrumento que refuerza las condiciones de comercialización de los productos turísticos, basándose en el supuesto de que los turistas actuales optan por un turismo personalizado, individualizado. En esa individualización aparece el turismo cultural como turismo alternativo y el patrimonio industrial como recurso a explotar dentro de este turismo cultural.

domingo, 17 de noviembre de 2013

2000 años luz: El turismo y el "star sistem" arquitectónico. Tesis Tanque 8.



El desarrollo turístico ha de fundamentarse sobre criterios de sostenibilidad, es decir, ha de ser soportable ecológicamente a largo plazo, culturalmente respetuoso, viable económicamente y equitativo desde una perspectiva ética y social para las comunidades locales.

*Instalación 2000 años Luz, en el Espacio Cultural El Tanque, año 2000.


Una buena gestión del turismo exige garantizar la sostenibilidad de los recursos de los que depende.

El turismo mal concebido se puede convertir en un vector de destrucción de identidades locales, patrimonios y territorios, fuente de conflictos o una máquina de homogeneización.

Por tanto cabe preguntarse si en la actualidad: ¿ hacen falta grandes obras para atraer a turistas o es cuestión de imaginación y diferencia? ¿ puede un espacio como El Tanque atraer turismo?

En el Forum de Barcelona en 2004 se desarrolló un Diálogo entre turismo, diversidad cultural y desarrollo sostenible que fijó unas premisas de actuación que pueden ayudarnos a contestar estas preguntas.

Premisas de actuación

1) Promover el debate internacional en torno a los problemas relativos a la diversidad cultural y su vinculación con el desarrollo turístico en los foros sociales, profesionales o científicos.

2) Desarrollar medios de sensibilización y formas de cooperación entre todos los actores implicados, orientadas a la salvaguardia y la valorización de la diversidad cultural y al mejor conocimiento del patrimonio tangible e intangible.

3) Promover y facilitar el intercambio de conocimientos y de buenas prácticas turísticas destinadas a fomentar un turismo responsable con la diversidad cultural y el desarrollo sostenible.

4) Promover proyectos de demostración que sirvan de referente para un desarrollo turístico sostenible y realcen la diversidad cultural de los destinos.

5) Incorporar la diversidad cultural como recurso turístico esencial en los programas de investigación, formación y educación especializada en turismo,

6) Fomentar la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación como instrumento de valorización de la diversidad cultural de los destinos y facilitar una mejor compresión de este recurso por parte de los turistas.

7) Incorporar políticas y estrategias de preservación y valorización del patrimonio cultural y natural en el proceso de la planificación turística, prestando especial atención al patrimonio inmaterial, dada la fragilidad de este recurso.

8) Contribuir a la creación, desarrollo e implementación de nuevos productos y actividades turísticas que faciliten la utilización respetuosa del patrimonio cultural, natural e inmaterial.[1]



[1] Globalización y desarrollo. Diálogo entre turismo, diversidad cultural y desarrollo sostenible.Foro de Barcelona, 2004. Disponible en: http:// /www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/docs/OT_24_ES.pdf



domingo, 10 de noviembre de 2013

La cultura, el patrimonio y la arquitectura como atractores turísticos.Tesis Tanque 7.



Las visitas a monumentos es, después del cine, la actividad cultural más practicada por los españoles: el 28,8% declara haber visitado un monumento en el último año[1]. Aunque no podemos saber con exactitud cuántos de estos vi- sitantes son turistas, cuántos excursionistas y cuántos corresponden a la población local, podemos suponer que un elevado número de estas visitas las podemos catalogar como actividad turística.


El Guggenheim de Bilbao, el mejor ejemplo.



La última encuesta del Ministerio de Cultura sobre hábitos y prácticas culturales, realizada durante el período 2006-2007, indicaba que un 34,1% de los españoles había visitado un monumento el último año, un notable incremento respecto a las cifras del período 2002-2003. 

Esto incluye el excursionismo, de gran importancia en el turismo cultural, tanto en lo que se refiere a visitantes de día desde su lugar de residencia como a turistas cautivos.

Se ha producido un sensible descenso de la visita a monumentos en los últimos años. Así, en 1990, un 35,5% de los españoles había realizado en el último año una visita a un monumento, cifra que se eleva al 37,1 en el periodo 1997-98 hasta el 34’1% del último dato constatable.

El número de turistas que viaja por motivaciones culturales crece de manera exponencial año tras año[2].

Uno de los mayores retos a los que se enfrentará el turismo cultural en el futuro será garantizar su sostenibilidad. Parte del problema es que muchas personas consideran que este tipo de turismo es inherentemente "bueno" porque genera unos ingresos muy necesarios para la cultura y porque atrae a turistas interesados en la cultura.

La cultura y el turismo se necesitan cada vez más uno a otro: la cultura es un elemento esencial del atractivo y los rasgos distintivos de los lugares, pero la cultura necesita cada vez más el apoyo de los ingresos comerciales.

Estos dos sectores a menudo hablan idiomas distintos, lo que da como resultado escases de coordinación y proyectos comunes. La falta de cooperación resultante entre los dos sectores puede reducir seriamente los beneficios potenciales del turismo cultural y, a veces, eliminar el argumento básico para desarrollar el turismo cultural.

Richards (2001) afirma que el crecimiento del turismo cultural no es mayor que el crecimiento del turismo global en su conjunto. En cambio, el número de atracciones de turismo cultural aumenta rápidamente porque los países, las regiones y las ciudades consideran cada vez más los iconos culturales como medio para sostener la identidad y atraer turistas.

En España, el número de museos  y centros culturales visitables se ha duplicado en los últimos 25 años.

Atraer la atención del turista cultural también se ha hecho más difícil debido a los procesos de globalización. El mercado cultural, igual que muchos otros mercados, está pasando a ser dominado por un conjunto reducido de "marcas" importantes como Guggenheim o Hermitage.

En este momento, hay unas 60 ciudades que hacen cola para adquirir un Guggenheim, lo que da una idea instantánea de la escena mundial. La decisión reciente de Río de no seguir este camino indica algunos de los problemas que implica, el menor de los cuales es el coste. A medida que más y más ciudades siguen la ruta de construir iconos globales, también aumenta el nivel de competencia entre ellas. Algunas ciudades pueden contar historias de éxito, como Bilbao ha hecho con su Guggenheim, pero cuanto más se afiance este proceso de "reproducción en serie", más difícil será que las ciudades mantengan las características que las diferencian y su ventaja competitiva.




[1] La Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales en España 2006-2007,  www.redescultura.es/estadisticas/docs
[2]CALLE VAQUERO, M., GARCÍA HERNÁNDEZ, M.Reflexiones sobre el turismo cultural. La aportación de la cultura en la conformación de flujos turísticos emisores en España y la Comunidad de Madrid. http://revistas.ucm.es/ghi/02119803/articulos/AGUC1010220031A.PDF

martes, 5 de noviembre de 2013

Cuestiones generales sobre la gestión del patrimonio cultural.Tesis Tanque 6.



El martes 30 de marzo de 2010 una de las galerías de la romana Domus Aurea, la villa del emperador Nerón, se derrumbó. La noticia dio la vuelta al mundo. Las autoridades lo atribuyeron a las abundantes lluvias, aunque la dificultad de Roma para mantener su más que extenso patrimonio, sobre todo en tiempos de crisis, parece estar detrás de este accidente.

Las ruinas estaban cerradas al público para ser sometidas a una restauración, para la que fueron otorgados cerca de dos millones de euros con el objetivo de recuperar parte de la Domus Aurea. Las limitaciones presupuestarias impidieron durante décadas la conservación adecuada del enorme conjunto, afectado por grietas y humedad.
El problema es que no es necesario irse a Italia: también en España son numerosos los casos en los que el arte está amenazado por falta de inversión en su conservación.  Las murallas de Toledo y de Cáceres –Patrimonio de la Humanidad– se derrumbaron hace unos días. El peligro acecha también a santuarios, como el gallego de As Ermidas; castillos, como el de Obano, en Aragón, o torres, como la de la desaparecida iglesia vallisoletana de San Juan de Tamariz de Campos. Y en Canarias muchos de sus restos arqueológicos están en peligro.

Nuestro país invertía nates de la crisis 1.864 millones de euros anuales en la preservación de sus bienes históricos que ya entonces eran insuficientes, porque con un patrimonio tan extenso, todos los recursos económicos siempre son escasos.
Se hace necesario buscar nuevas fórmulas de gestión para que este tesoro genere una rentabilidad que permita conservarlo
La Fundación Caja Madrid, en la presentación del estudio Conservación del patrimonio histórico en España realizó un análisis económico al respecto que presentó en 2009[1] con los siguientes datos destacables:
-       Sólo 105.000 bienes son los que formalmente están protegidos y reciben atención por parte de las administraciones públicas, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Granada, el resto, una cifra de la que no existen estimaciones, pero que es muy superior, no recibe ningún tipo de ayuda.
-       El turismo cultural es la principal –aunque no la única– fuente de rentabilización económica de estos bienes, una fórmula que genera, al menos, 2.500 millones de euros.
-       El estudio muestra que la aportación de esta actividad a la economía de al menos cuatro comunidades autónomas –Cantabria, Extremadura, Asturias y Castilla-La Mancha–, está muy por encima del esfuerzo que sus respectivas administraciones realizan en la conservación y puesta en valor de su patrimonio histórico.
-       El sector público es el máximo responsable de la preservación del patrimonio, ya que aporta el 91% del gasto total, mientras que el esfuerzo realizado por el sector privado –Iglesia, fundaciones, particulares y empresas– se limita al 9% restante. La Administración Central es la que destina más recursos –el 40%–, y le siguen Comunidades Autónomas, con el 31%, y las corporaciones locales, con el 29%.
-       El informe destaca que Castilla-León, Navarra y Aragón son las tres regiones que realizan un mayor esfuerzo en la preservación de sus bienes históricos, mientras que Madrid, Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana –junto a Baleares y Canarias– muestran los valores más bajos.
-       Además, el estudio mira fuera al exterior y compara el esfuerzo de las administraciones españolas con el que realizan países como Portugal, Francia e Italia.
-       Estos dos últimos son las que dedican un mayor volumen de recursos,  aunque en relación a su respectivo gasto público total, es España la que ocupa la primera posición, seguida por Portugal, Francia e Italia.


[1] http://www.fundacioncajamadrid.es/Ficheros/CMA/ficheros/F-ndp-gasto3.PDF

lunes, 4 de noviembre de 2013

Binomio industria cultura. La experiencia del Soho Neoyorkino.Tesis Tanque 5.


LA EXPERIENCIA DE EL SOHO NEOYORQUINO Y OTROS HERMANOS y HERMANAS DEL ESPACIO CULTURAL EL TANQUE. 

Una de las primeras tendencias que sirvió de ejemplo posterior para muchas intervenciones  la encontramos en los años cincuenta del siglo pasado, cuando numerosos artistas, en busca de alojamiento y taller, encuentran en el barrio del Soho neoyorquino unos espacios colosales y diáfanos para desarrollar sus actividades artísticas.[1]

El Soho era un barrio constituido de edificios de oficinas de finales del siglo XIX, prácticamente abandonados por los pequeños propietarios debido a la degradación el riesgo a los incendios. La ocupación del mismo por artistas como el grupo Fluxus, o Donald Judd y por galeristas como Leo Castelli contribuyó en gran medida a salvar y rehabilitar el barrio.

A partir de la década de los ochenta del siglo XX, comenzó la rehabilitación pública de edificios industriales para albergar distintas actividades artísticas, como la Estación de Orsay en París, nueva sede del museo impresionista, los Alberts Docks de Liverpool, como nueva sede para la Tate Gallery obra de James Stirling, Michael Wilford and Associates, la Fábrica Fiat de Turín (Lingotto) destinada en parte a sala de exposiciones, las naves de la empresa Bouchayer & Viallet en Grenoble transformadas en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo, denominado Le Magasin[2], la antigua sede de la Editorial Montaner y Simón como Fundación Tapies, o la antigua fábrica de electricia donde actualmente se encuentra la Tate Modern de Londres.






* Intervención de Anish Kapoor en el Hall de las Turbinas de la Tate Modern de Londres.


En el Ruhr, región, cuyas posibilidades y ejemplo como reconversión de la industria a la cultura analizaremos más adelante, que en su día fue el centro de Alemania en el terreno del carbón, acero y siderurgia. Desde que en el año 2002, el polémico director de ópera Gerard Mortier, iniciara con la Trienal del Ruhr uno de sus mayores desafíos culturales, no se ha parado en la estrategia de recuperar para la cultura espacios industriales de gran diversidad.

El nuevo museo de Dia Art Foundation, representa una de las mas distinguidas colecciones de arte contemporáneo. La rehabilitación y reutilización fue llevada a cabo por Lynne Cooke and Michael Govan en el 2003. Sus espacios expositivos y oficinas son de un edificio industrial en desuso situado en la orilla del río Hudson en Beacon. Nueva Cork

Arteleku: El Pabellón Industrial de Suministros Eléctricos Easoen en San Sebastián fue convertido en Centro de Desarrollo de las Artes, Arteleku en 1987.  Se trata de un edificio que antaño había sido utilizado como fábrica de ascensores. Arteleku constituye una buena muestra de arquitectura fabril recuperada para uso artístico-industrial y un ejemplo de revitalización de un barrio de carácter obrero.

El Deposito de Aguas del Canal de Isabel II en Madrid, construido a comienzos del siglo XIX reutilizado como sala de exposiciones, que con sus grandes dimensiones ha permitido la apertura de cinco galerías de exposición circulares abiertas en su interior; La Sala de la Comunidad de Madrid, un espacio rehabilitado para fines expositivos en lo que fue un antiguo edificio de la Real Compañía Asturiana de Minas o el espacio “La Fundición” en el barrio bilbaíno de Deusto, abierto al pública desde 1986, localizado en lo que fue un antiguo taller donde se instalaban hornos y piezas de fundición , y concebido como ámbito para la confluencia de artes plásticas y escénicas.

La mítica fábrica de Lingotto en Turín, probablemente la más emblemática de las plantas del Grupo Fiat, donde las cadenas de ensamblaje han dejado paso a las salas de conferencias, mármoles y maderas exóticas. Diseñada por el arquitecto Matte Trucco en los años 20, fue definida por Le Corbusier como “uno de los más impresionantes edificios industriales” fue rehabilitada por el arquitecto italiano Renzo Piano a finales de los 80.[3]

Otro ejemplo es el caso de las Minas de Sierra Menera en Ojos Negros, Teruel, donde se cuenta con un vasto terreno que fue objeto de la explotación minera, además de naves, talleres y edificios de principios del siglo XX y para donde, entre otras propuestas se ha barajado la de Centro de Arte Contemporáneo, abierto a nuevas propuestas artísticas, preferentemente susceptibles de ser desarrolladas al aire libre, compaginando talleres para artistas con sala de exposiciones.

Existen numerosos otros ejemplos,  como el Matadero Municipal de Delicias de Madrid, el Deposito de Aguas y el Matadero de Vitoria, la Fábrica de Cervezas El Águila de Madrid, las Cocheras de Sants en Barcelona, Can Ricart también en Barcelona, o la Tahona de San Sebastián de los Ballesteros en Córdoba, algunos de ellos,  los abordaremos en otras partes de este trabajo.

Por tanto vemos como funciona el binomio entre cultura e Industria, que tiene en la actualidad un espectacular desarrollo en diferentes campos de expresión e investigación. 





[1] .(K.Broner, “Il quartiere di Soho e il loft distric”, LOTUS no 66,1990).
[2] (J. Vernus y J. Linossier, Bouchayer & Viallet, Grenoble, 1993)
[3] web de Renzo Piano. http://rpbw.r.ui-pro.com/